Animal negro tristeza. Ápeiron

Animal negro tristeza. Ápeiron
Animal negro tristeza. Ápeiron
El presente volumen reúne dos obras de una de las más prestigiosas dramaturgas contemporáneas alemanas, Anja Hilling, cuya producción teatral se encamina hacia la exploración de las formas.
En su teatro prima la interacción entre el diálogo y la narración, sin abandonar los temas ligados a la crisis de la sociedad actual.
En Animal negro tristeza, acompañamos a seis personas en una excursión a un bosque.
Este recorrido aparentemente tranquilo deriva, a mitad de la noche, en un incendio infernal.
Lo único que les depara, entonces, es salvar sus vidas enfrentándose a la deflagración trágica que cambiará completamente su futuro.
Ápeiron es una metáfora de la soledad, del poder, del exceso y del dolor.
En esta obra se crean imágenes del anhelo de grandeza e importancia de las personas; y cómo estas tratan de elevarse por encima de sí mismas en busca de su realización.
Los personajes, finalmente, se vuelven vulnerables y frágiles, al mismo tiempo que hablan entre sí y se cuestionan de forma íntima a partir de sus pensamientos.
¿Qué queda después de un incendio? El negro de lo calcinado, lo animal del que intenta sobrevivir, la tristeza por lo perdido, por aquello que el fuego devoró.
Animal negro tristeza es teatro de la catástrofe, forma benevolente quizás de narrar el horror desde la palabra y la acción.
Alba Freitas, Esfera cultural Ápeiron ... es una pieza tremenda entre el murmullo, el análisis y la asociación.
Describe formas de colapso demostradas por tres personajes: un actor, un empresario y un político.
Von Hans-Christoph Zimmermann, Die Deutsche Bühne Lo que parecería una obra convencional es por su construcción una pieza muy singular que exige escapar del realismo.
Sobre Animal negro tristeza Jacinto Antón, El País
El presente volumen reúne dos obras de una de las más prestigiosas dramaturgas contemporáneas alemanas, Anja Hilling, cuya producción teatral se encamina hacia la exploración de las formas.
En su teatro prima la interacción entre el diálogo y la narración, sin abandonar los temas ligados a la crisis de la sociedad actual.
En Animal negro tristeza, acompañamos a seis personas en una excursión a un bosque.
Este recorrido aparentemente tranquilo deriva, a mitad de la noche, en un incendio infernal.
Lo único que les depara, entonces, es salvar sus vidas enfrentándose a la deflagración trágica que cambiará completamente su futuro.
Ápeiron es una metáfora de la soledad, del poder, del exceso y del dolor.
En esta obra se crean imágenes del anhelo de grandeza e importancia de las personas; y cómo estas tratan de elevarse por encima de sí mismas en busca de su realización.
Los personajes, finalmente, se vuelven vulnerables y frágiles, al mismo tiempo que hablan entre sí y se cuestionan de forma íntima a partir de sus pensamientos.
¿Qué queda después de un incendio? El negro de lo calcinado, lo animal del que intenta sobrevivir, la tristeza por lo perdido, por aquello que el fuego devoró.
Animal negro tristeza es teatro de la catástrofe, forma benevolente quizás de narrar el horror desde la palabra y la acción.
Alba Freitas, Esfera cultural Ápeiron ... es una pieza tremenda entre el murmullo, el análisis y la asociación.
Describe formas de colapso demostradas por tres personajes: un actor, un empresario y un político.
Von Hans-Christoph Zimmermann, Die Deutsche Bühne Lo que parecería una obra convencional es por su construcción una pieza muy singular que exige escapar del realismo.
Sobre Animal negro tristeza Jacinto Antón, El País

19.00€

Sin existencias
Consultar
EAN: 9788418322778
Edición: 2022
Idioma: Castellano
Nº Páginas: 216